Gran Vía, Pedro Zerolo